“SEXO SIN LECHO” 

El sexo amoroso, el verdadero, no solo se halla en el lecho,
se halla en el hecho de lo convivido.

Se perpetúa en los afanes que no presumen pasiones,
en los instantes de diálogo, de discusión, en la necesidad y en la enfermedad.

Es allí donde continúa el éxtasis del encuentro, la química de la unión,
es donde somos pareja dentro y fuera de nuestra cama. 

Todos los derechos reservados ©