“HE CAMBIADO”

Claro que he cambiado…
Así como el cielo es nuevo cada día,
y es otra el agua que pasa por la quebrada.

He cambiado para la dicha de mi alma
y el placer de quienes me acompañan.
No soy estatua, ni piedra hermosa,
no soy de las que se engastan perpetua en la joya.

 Soy de piel, soy de hueso,
visto dientes grandes, hablo con ellos.

Soy la positiva, la sin problemas,
mientras doblego mi impaciencia,
famélico sobrevive mi ego.

 Así voy, constante y cambiante,
buscando el punto y la gracia.
Ese toque divino, magnífico don de
hacer de la vida: felicidad…

09.01.15 5:27

Todos los derechos reservados ©