“SERENAMENTE BLANCA”

Diferente es el origen…

Son madres de colores. 
Hay diversidad, 
pero no distinción de sangres.
 

 

Se replica la vida…
Asoma por la estreches de un conducto, 
o emerge a través de una herida…

 

Reclama una pequeña boca hambrienta, 
clama a gritos por algo de comida.

 

 Y brota como misterio,
la fórmula divina, 
fluye del pozo que era seco, 
como afluente bebida…

 

 En África, en Europa, 
lo mismo en Australia, 
sucede en América,
igualmente en Asia.

 

 Es la misma, preciada y nutritiva, 
Ni azul, ni con crema, 
serenamente, blanca…

 

10.05.13 

Todos los derechos reservados © 2015